Intentó pincharla y quedó en ridículo

El joven jugador del Benfica, Romario Baldé, se convirtió en el responsable directo  de la derrota y eliminación de su equipo en manos del Shakhtar Donetsk luego de que desperdiciara un penal cuando iban ganando 1-0. Luego de esa ocasión fallada el Shakhtar logró el empate y terminó llevandose el triunfo en la tanda de penales donde ya no participó Baldé.